miércoles, 21 de noviembre de 2012

Drogas y Cerebro

Hemos realizado este artículo para intentar explicar de forma sintetizada como actúan las drogas en el cerebro a grandes rasgos, por ello primeramente os situaremos explicando cómo se comunica nuestro cerebro, enfatizando en los llamados neurotransmisores,  para que así luego podáis entender como afectan las drogas a estas sustancias químicas mensajeras del cerebro, y ante todo seáis conscientes de cómo actúan  las drogas, es decir, porque éstas llegan a ser placenteras y se crea una adicción.

El cerebro es un órgano muy complejo que controla y regula las reacciones y acciones del cuerpo humano. Éste está formado por células que se llaman neuronas, unidades elementales para el procesamiento y transmisión de la información del sistema nervioso, es decir, trasmiten información, se comunican unas con las otras y mandan mensajes, con la finalidad de regular y controlar las acciones, pensamientos y emociones de la persona. Para poder entender cómo funciona el cerebro, es necesario saber cómo se comunican estas neuronas entre ellas.

Las neuronas, como ya hemos comentado, son células especializadas en transportar información. Tienen tres partes importantes:
  • Cuerpo de la célula: Donde está toda la información de la neurona.
  • Axón: Es como un cable de la neurona, conduce una señal eléctrica y la transmite a la siguiente neurona.
  • Dendritas: Están en el extremo del cuerpo de la célula y contienen receptores que son los encargados de recoger las señales transmitidas por el axón.
Las neuronas están cerca las unas de las otras, pero no llegan a tocarse entre ellas. El axón de la neurona (quien envía el mensaje) está enfocado hacia las dendritas de la otra neurona (quien recibe el mensaje).

Al final del axón, en el extremo, tenemos lo que se denomina presinapsis o terminal sináptica, que es lo que realmente establece comunicación con la neurona adyacente. Dentro de esta presinapsis hay un gran número de bolsitas redondas, llamadas vesículas sinápticas, que guardan en su interior lo que llamamos neurotransmisores. Los neurotransmisores son sustancias químicas que se encargan de transmitir señales, son los mensajeros.

¿Cómo se transmite un mensaje de una neurona a otra?

Las neuronas para comunicarse utilizan dos tipos de señales: eléctricas y químicas. Las primeras son impulsos eléctricos que se transmiten a lo largo de la membrana de la neurona y las señales químicas, producidas por dos sustancias químicas, los  neurotransmisores y hormonas.

Los neurotransmisores son sustancias transmisoras, moléculas pequeñas que son enviadas por una neurona a otra, lo que provoca la sinapsis. En definitiva, los neurotransmisores controlan la conducta de las células o de los órganos. Estas sustancias son liberadas entonces por los botones terminales de una neurona y detectadas por los receptores de otra neurona, a este proceso se le llama sinapsis  y el espacio entre estas dos neuronas es el espacio sináptico, es decir, el espacio donde se difunde la sustancia transmisora.

Por lo tanto los neurotransmisores se unen a los lugares correspondientes de los receptores y se inician cambios químicos en estas células. Cuando los receptores postsinápticos son activados por las moléculas de la sustancia transmisora, se abren canales iónicos, los cuales permiten que determinados iones entren o salgan de la célula, es decir excitan o inhiben la acción de la célula postsináptica,  controlados por los neurotransmisores, dando lugar a potenciales postsinápticos. Seguidamente estas sustancias son eliminadas del espacio por medio de transportadores o  en algunos casos se destruye al neurotransmisor a través de una enzima.

Los principales neurotransmisores son:
  • Dopamina: Relacionado con el placer, las emociones y el estado de alerta, hasta el deseo sexual. 
  • Noradrenalina: Relacionada con la atención, el aprendizaje, la sociabilidad, la sensibilidad a las señales emocionales y al deseo sexual.
  • Serotonina: Implicado en la aparición del sueño, estabilidad, humor, sociabilidad, equilibra el deseo sexual e incluso controla la temperatura corporal.
  • Adrenalina: Nos permite reaccionar en las situaciones de estrés.
  • GABA: Su presencia favorece la relajación.
  • Acetilcolina: Regula la actividad relacionada con la atención, la memoria y el aprendizaje.
  • Glutamato: Principal neurotransmisor excitatorio, implicado en las funciones cognitivas altas.

¿Cómo actúan las drogas en el cerebro?

Las drogas son sustancias químicas que se comportan de una manera similar a las recompensas naturales, como el simple hecho de comer o el sexo. Todas producen un placer sobre los mismos mecanismos, no obstante, existe una gran diferencia, ya  que las recompensas naturales tienen un efecto de saciedad, es decir, cuando se satisface el deseo o la necesidad, disminuye la liberación de dopamina.

La principal estructura neurobiológica implicada en la adicción es el sistema dopaminérgico. Todas las drogas de abuso provocan un aumento del neurotransmisor de Dopamina, básicamente en el sistema de recompensa (Núcleo Accumbens), por lo tanto las sustancias interfieren en la actividad cerebral normal.

El sistema de recompensa está implicado en las respuestas de condicionamiento a estímulos específicos y naturales, produciendo recompensas bioquímicas a las respuestas de dichos estímulos. Por lo tanto una estimulación excesiva puede provocar cambios neuroadaptativos y neuroplásticos que modifican la estructura.

La dopamina establece conductas para que se formen sinapsis, es decir nuevos aprendizajes y nuevos patrones de conducta relacionados con la recompensa, así como el reconocimiento de la recompensa de los estímulos asociados al consumo. Por eso durante un consumo crónico, los estímulos ambientales relacionados con la droga, como por ejemplo una determinada música, o un determinado lugar, pueden convertirse en estímulos condicionados, que más tarde pueden provocar un deseo de consumo.

Por lo tanto, como nuestro cerebro está diseñado para que repitamos las actividades placenteras,  cada vez que el circuito de recompensa se activa, el cerebro toma nota que es algo importante y que se tiene que volver a repetir sin pensar, por eso, como las drogas activan ese circuito, aprendemos a abusar de ellas.

Algunas drogas actúan como antagonistas impidiendo la liberación de las sustancias transmisoras, y otras sustancias realizan el efecto contrario, es decir, actúan como agonistas, dando lugar a la liberación de la sustancia transmisora.

A parte, hay que tener presente que una vez liberada la sustancia transmisora, ésta debe estimular los receptores postsinápticos, por lo tanto aquí las sustancias pueden actuar. Un fármaco que imita los efectos de la sustancia transmisora actúa como agonista, pero también hay fármacos que pueden actuar como antagonistas, es decir, se unen a los receptores postsinápticos pero impiden que se abran los canales iónicos.

Una vez la sustancia ha actuado, el último paso es la finalización de ésta, que como ya hemos dicho anteriormente, se realiza por el proceso de recaptación o destrucción a través de una enzima, por lo que algunas drogas lo que hacen es que se impida esta recaptación, por lo tanto aún habría una liberación del neurotransmisor en el espacio sináptico.

Este último proceso se da por ejemplo en la cocaína, ya que bloquea, inhibe, la recaptación de la dopamina, por lo tanto hay un aumento de la concentración en el espacio sináptico, la cual cosa provoca una mayor activación. También se da un aumento de la noradrenalina -estar más alerta, taquicardia- así como de la serotonina -estado de ánimo variado, disminución del sueño y apetito-.

La anfetamina incrementa los neurotransmisores de dopamina y noradrenalina (y en menor medida la serotonina), activa los receptores, se liberan y a su vez también inhibe la recaptación. Por lo tanto hay un aumento lo que provoca una mayor activación. La diferencia con el éxtasis es que en éste entraría en juego la serotonina, por lo tanto la persona tiene mejor humor, así como una mayor sociabilidad en el momento del consumo, no obstante luego se da lo que se denomina "bajón", ya que  cuando los efectos de la sustancia pasan, se da el efecto contrario, un estado de ánimo depresivo.

Por último, el alcohol hace que haya un aumento de la acción del GABA en los receptores -por lo tanto se favorece a una relajación/sedación-, y a su vez interfiere en la transmisión del glutamato.

9 comentarios:

  1. Enhorabuena por el blog, me encanta lo bien y claro que explicais todo.
    Tengo 34 años y llevo unos 8 años con la coca a cuestas, últimamente consumiendo 1 gramo y medio diario.
    No había entendido mi adicción nunca tan bien como al leer vuestro blog. Espero que sigáis publicando por mucho tiempo, ya que vuestro blog me puede ayudar a dejar este veneno de una vez por todas.
    Lo dicho, gracias y enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Moumell,

      Muchas gracias por tu comentario, para nosotras es muy importante que el blog os sirva de ayuda, ya que es el principal objetivo con el que se realizó.

      Según nos comentas tienes un consumo diario de cocaína, por lo que quizás deberías plantearte poder ir a un centro con profesionales especializados. Entendemos que puede ser difícil decidirse, por eso hay algunos artículos de este blog que pueden ayudarte a tomar esta decisión.

      Si necesitas orientación siempre te puedes poner en contacto con nosotras a través del formulario de contacto, indicándonos el código postal de donde resides, para que así nosotras te podamos especificar los diferentes recursos que existen y orientarte en el proceso.

      Un cordial saludo

      Eliminar
  2. si es verdad que leer como afectan las drogas en los niveles quimicos del cerebro ayuda a entender por que te sientes euforico o la excitación que produce meterte un gramo, lo que no entiendo como puede ser que la cocaina dañe de tal forma nuestro cerebro, llegando a crear ramificaiones en las neuronas sin conexiones con los recptores y ademas dejarte una huella en el hipotálamo capaz de modificar tus genes.
    La cocaina es una grave enfermedad que te va destruyento lenta e inoxorablemente, hay algunos tipos de cancer que tienen mas facil curación que la cocaina.
    Hace 20 años que probé por primera vez la cocaina tengo casi 40, es decir llevo media vida luchando por salir y aun no lo he conseguido
    del todo. DEBERIAS DAR EL PASO MOUMELL, yo ingrese en una clinica la primera vez a los 28 años, espero que antes de morirme lo haya logrado,a no ser que mi muerte sea de paro cardiaco o suicidio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo,

      Siguiendo las indicaciones de los profesionales, y sobretodo implicándose en el tratamiento, se puede conseguir. Realizar un tratamiento de adicciones es también un tratamiento de crecimiento personal, de estar mejor con nosotros mismos y de ver la vida de otra manera, los esquemas se van modificando. Hay que querer cambiar y vaciar la mochila de piedras, el sentimiento de culpa, que uno lleva a sus espaldas.

      Un cordial saludo y mucho ánimo desde aquí.

      Eliminar
  3. Hola buenas noches,
    llevo toda la noche llorando y toda la vida "triste" consumo cocaína desde hace muchos años ,antes eran los fines de semana y después de beber alcohol ahora es a diario .Mis amigos q no lo son realmente también consumen pero parece q son felices con sus parejas y sus trabajos.yo deje de trabajar y desde entonces no he parado de consumir y se q estoy super depresiva .tengo 34 años vivo con mis padres q no saben nada ni puedo decírselo porq son tan buenos q no merecen esto. Intento dejar de consumir pero me tiro unos días y luego es peor cada vez estoy mas triste no tengo ganas ni de levantarme y no tengo ilusión ni interés en la vida...Se que es por la droga pero me gusta drogarme y no se que hacer ..si dejará la droga q dudo q puedame quedaría sola completamente sin aamigos y sin trabajo y sin ninguna ilusión porq no tengo nada por lo q vivir y con 34 años ya es un poco tarde para todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo,

      Disculpa por tardar en contestarte.

      Ante todo queremos felicitarte porque has dado un gran paso reflexionando sobre tu consumo y tratando de buscar ayuda. Entendemos que esta es una situación compleja para ti y que reconocer las dificultades que uno tiene no es algo fácil.

      Comentas que has tratado de dejar el consumo tu sola pero que no has podido, debes tener presente que la cocaína produce dependencia, sobretodo psicológica, rápidamente. La dependencia psicológica consiste en la necesidad de consumir la sustancia para producir placer o bien para evitar el malestar anímico. Así pues, hay un deseo intenso y ansioso por consumir cocaína. A medida que avanza dicha dependencia, se van dejando de lado las actividades que antes se disfrutaban, los amigos no consumidores, etc., y tu vida, en cierta manera, gira en torno a la sustancia.

      Como se puede ver, si uno quiere dejar de consumir, pasar el síndrome de abstinencia solo, tratando de reprimir el consumo, en general es ineficaz ya que surge un deseo intenso de consumo. Por eso nosotras te recomendamos que acudas a un centro especializado en adicciones ya que allí podrán darte las herramientas necesarias para poder superar el síndrome de abstinencia. Además, dejar el consumo no es únicamente reprimirlo y superar la sintomatología de la abstinencia sino que implica una serie de cambios en diversos aspectos de tu vida. Así pues, en un centro especializado donde hay psicólogos, psiquiatras, educadores sociales, etc., podrán evaluar tu situación, ver tus necesidades y ofrecerte las herramientas necesarias para hacer estos cambios.

      Por ejemplo, una de las herramientas que pueden proporcionarte es el entrenamiento en habilidades sociales, que puede serte muy útil. Las habilidades sociales proporcionan las herramientas adecuadas para relacionarnos con los demás de forma adecuada y consiguiendo nuestros objetivos. Por ejemplo, comunicarnos de forma asertiva (manifestar tus ideas y defender tus derechos respetando a los demás, sin herir ni someter la voluntad de otros), aprender a decir que no, expresar aquello que sientes y piensas, etc.

      Además, es muy importante y sería muy provechoso para ti que puedas acudir a algún grupo terapéutico sobre cocaína ya que allí encontrarás personas que están o han pasado por una situación parecida a la tuya, donde podrás compartir tus preocupaciones con el resto del grupo y podréis apoyaros mutuamente.

      También sería muy beneficioso que pudieras contar con la ayuda y apoyo de alguien de tu entorno. Comentas que no puedes decírselo a tus padres y, si no quieres hacerlo nosotras respetamos tu decisión pero puede ser muy positivo que les expongas tu situación, que les expliques que quieres dejarlo y que ello implica todo un proceso y que necesitas su apoyo y ayuda. Por otra parte, ¿tienes algún familiar que no consuma al que puedas contárselo?, ¿algún amigo con el que quizás no mantengas contacto pero sabes que te puede entender y apoyar? Es muy importante que no trates de llevar esta carga tu sola, que te rodees de gente no consumidora que te pueda ayudar y apoyar. Dices que si dejarás de consumir te quedarías sola completamente pero piensa, ¿a quién vas a perder si dejas de consumir? ¿Son amigos reales?

      Eliminar
    2. Siguiendo con la respuesta a tu comentario; como te hemos dicho, lo mejor que puedes hacer es acudir a un centro especializado cuanto antes mejor para que te orienten, evalúen tu situación y te ofrezcan las mejores opciones de tratamiento. También te recomendamos que leas el artículo sobre ayuda para dejar la cocaína (http://bit.ly/U4NUk3) y el de ayuda para dejar las drogas (http://bit.ly/QMy4OV) donde podrás encontrar unas pautas que puedes empezar a aplicar en un primer momento pero que no son un tratamiento. Por ejemplo una pauta y algo que debes hacer para dejar el consumo es abandonar las amistades de consumo, evitar las situaciones de consumo que tu tengas asociadas, marcarte una rutina donde no quede sitio para el aburrimiento, etc. Es muy importante realizar actividades gratificantes incompatibles con el consumo dependiendo de los hobbies de cada uno. Entendemos que en un principio te pueda costar encontrar actividades o personas fuera del ámbito de consumo pero, puedes apuntarte a alguna actividad grupal como un centro excursionista, un club de lectura, realizar algún curso de informática, cocina, etc., donde conocerás personas que no tienen porque estar vinculadas al consumo.

      Sería muy provechoso que realizaras el cuadro motivacional que encontrarás en los artículos, poniendo los pros y contras de dejar el consumo y de seguir consumiendo, esto te permitirá ver tu situación de una forma más objetiva.

      Si quieres puedes enviarnos mediante el formulario de contacto tu código postal y población y así podremos decirte cual es el centro más cercano a tu ubicación. Esperamos que esta información y estos consejos te sean útiles y que no dudes en contactar con nosotras para cualquier aclaración o duda que puedas tener.

      Un cordial saludo.

      Eliminar
  4. como llegan las drogas o las sustancias psicoactivas al cerebro? por que medio?

    ResponderEliminar